Tu diseñador gráfico, ¿Cuánta importancia tiene en tu marca?

Como debes imaginarte, no solo tu marca, sino todo lo que la rodea, crea una personalidad. Dependiendo de lo que quieras lograr (resolver un problema, ofrecer un servicio, o simplemente vender un producto), deseas una efectiva promoción de lo que es tu marca. Y quieres que sea lo más diferenciada posible del resto de posibles ofertas disponibles.

Supongamos que quieres que tu punto de venta cree un verdadero impacto de atención y, por ende, se genere un alto grado de recordación de tus clientes potenciales. Entonces, el diseño gráfico que crees alrededor de tu punto de venta será el gestor de cualesquiera funciones que ayuden a estructurar un mensaje visual que transmita correcta el aspecto principal de tu comunicación. Para ponerlo sencillo: PRESTA ATENCIÓN A TU DISEÑADOR GRÁFICO.

La “magia” del diseñador gráfico

Este profesional que se enfoque en la rama publicitaria, hará mucho más que solo “dibujos” del diseño con carácter estético. Será pieza clave para que el mensaje visual que desees transmitir sea bien entendido por tu público clave. Un diseñador gráfico, debidamente capacitado, habrá venido desarrollando procesos para mejorar su rol comunicacional. Ideará un plan de acciones determinado, y procesará los elementos de la comunicación visual con el objetivo de llegar al cliente.

Hablando de marcas de diversa índole, distintos artífices del diseño, han saturado los medios con mensajes visuales, dejando ver la relevancia la de su función al lograr la diferenciación entre productos. No hay duda, desde hace un buen tiempo, el diseño gráfico ha venido demostrando su importancia al estar presente en muchos aspectos del quehacer humano: la industria, el comercio y la economía, distribuyéndose con propiedad por igual en la política, la cultura, las ciencias humanas, el marketing y la comunicación.

El abarcador trabajo del diseñador gráfico

El diseñador gráfico sabe que, aunque todos los diseños participen de los mismos elementos, su estructuración puede ser del todo diferente. Siempre hay letras, fotografías, colores; pero no siempre están tratados de la misma forma. Y es allí donde residirá la diferencia de lo que logre. La diversificación en el diseño se origina a causa de la diferencia entre piezas visuales, por ejemplo, los lineamientos a seguir para la construcción de la imagen corporativa no son los mismos que los de un anuncio publicitario.

Así que, en el caso de tu marca, el diseño en forma general no solo será estético y creativo, cumpliendo un objetivo comunicacional, sino que será visualmente interesante. Será práctico a tal punto que el diseño en sí comunicará un mensaje se claro; y que llame a la gente a la acción. Todo eso, lo conjugará en un solo concepto, el diseñador que elijas para tu marca.

En este sentido, el diseño gráfico, buscará no solamente transmitir el mensaje de manera objetiva y estética, sino que también añade el factor, de motivar a la compra, siendo éste decisivo para cumplir los objetivos de comunicación publicitaria de tu marca. Y vamos más allá. En el contexto actual, la orientación del diseño a crear soluciones para la comunicación comercial es importante. No obstante, el diseño como comunicación visual, también es usado como agente de cambio social.

COMPARTIR