¿Por qué tener en cuenta al acrílico como material publicitario?

Para este momento tienes clara en tu mente la idea del diseño de tu marca y su contenido. De modo que ahora pasas a evaluar los materiales que representarán tanto en la calle como en los puntos de venta, a tu diseño de marca. Aunque esto está directamente relacionado con la personalidad que deseas grabar con tu propuesta y estrategia publicitaria, ciertamente también quieres hacer una inversión de dinero sabia. Deseas que lo que inviertas, sea mucho o poco, pueda dar el rédito esperado en la captación de posibles clientes o consumidores que a diario se encontrarán con tu marca en los sitios que hayas elegido.

Sin embargo, es lógico que desees que el diseño de tu marca siempre se vea fresco no importa la época del año en la que se encuentre, pero que, a la vez, no sea muy costoso de mantener. Es por eso, que es conveniente que analices bien las propiedades de cada uno de los materiales más usados en la industria publicitaria para mostrar al público los productos o servicios ofrecidos. Esta vez le toca el turno a su majestad EL ACRÍLICO.

¿De qué va el acrílico?

Siendo un material muy utilizado, evitaremos presentarlo como el material ideal para tu marca o propuesta publicitaria. Queremos más bien mostrar todas sus propiedades y que seas tú quien decidas, de acuerdo a tus necesidades, la idoneidad del mismo para tu proyecto publicitario.

Para comenzar, diremos que el material por el cual utilizaremos la palabra “acrílico” se refiere al tipo de plástico conocido como Polimetil metacrilato. En pocas palabras, se deriva del plástico, pero no es plástico.

Entre sus principales propiedades podemos mencionar:

•Es prácticamente transparente. Siendo más exactos, la luz que pasa a través de una lámina de acrílico conserva el 92% de su intensidad inicial. Esto viene dado por el hecho de que su estructura de átomos, sin ser muy ordenada (es completamente amorfo), tiene una alta transparencia a la luz.

•Es muy resistente a la intemperie. Dada la composición plástica de este material, resiste muy bien el estar expuesto por periodos de tiempo extensos a la luz del sol sin que esto afecte gravemente su superficie. Incluimos aquí también a la combinación de los elementos climáticos (nieve, lluvia, viento y demás).

•Es dieléctrico. Es decir, no es transmisor o conductor de electricidad, por lo que puede aislar el riesgo eléctrico.

•Es muy dúctil. Con esta propiedad nos referimos a que, con los conocimientos e instrumentos necesarios, se le puede dar distintas formas. Por ejemplo, con un proceso llamado termoformado, y con el uso de moldes, se puede doblar, plegar y generar distintas formas geométricas en 3D que pueden luego ensamblarse o desensamblarse fácilmente. Además, al usar una broca especial, se le puede taladrar, incluso permite distintos acabados con técnicas de lijado, pulido o tallado.

•Tiene una excelente densidad. Con esto nos referimos a su relación peso-grosor. Puesto que es la mitad de denso que el vidrio, y es ligeramente más pesado que el agua, posee una buena flotabilidad.

•Tiene una buena resistencia mecánica. Esto quiere decir que es muy resistente (6 veces más que el vidrio), y su dureza es comparable a la de metales como el cobre.

•Es inflamable. Aunque resiste bien el calor, si es expuesto a la llama directa, arderá con una velocidad de 1,2 cm/min.

Puesto que deseas lograr una efectiva promoción de tu productos o servicio, es necesario que utilices elementos permitan crear un mayor impacto de compra y generen alto grado de recordación en tus clientes. El acrílico es un material que parece práctico para la elaboración de ingeniosos elementos que te ayuden con ese objetivo, tales como:

•Exhibidores de Piso y Mesa

•Tackers y Flangers

•Bandejas Termoformadas

•Contenedores y Vitrinas

•Rompetráfico

COMPARTIR