¿Cómo se hace un estudio de mercado realmente efectivo?

Generalmente, cuando nos iniciamos en la ardua tarea del emprendimiento, lo que nos dio la idea del proyecto, fue una necesidad que percibimos y que creemos que podemos cubrir. Puede que también nos dimos de que nuestro producto sería beneficioso en determinada manera. O simplemente tuvimos un sueño que queríamos compartir con el mundo y nos decidimos a darlo a conocer. En cualquiera de los casos, estamos claros en el hecho de que, habiendo constituido una empresa, tenemos un negocio que ofrece “algo”, y ese “algo” va a beneficiar de algún modo a nuestros clientes o consumidores.

Aquí bien cabría una pregunta: ¿Comprende nuestra empresa a sus clientes y sus necesidades, o hábitos de compra? Siendo que nuestra idea es vender (el producto, el servicio, o el proyecto), queremos, y debemos hacerlo de manera más efectiva. Es probable que debamos competir con otros proveedores. Con toda seguridad, deseamos apuntar a nuevos clientes e identificar nuevas oportunidades. Y todos estos factores se conocerán y manejarán de mejor modo si hacemos un estudio de mercado realmente efectivo.

¿Cómo logramos esto? Te invitamos a repasar estos cinco consejos para una mejor investigación de mercado.

1. Identifica la información que necesitas

Si comprendes bien cuáles son las tendencias del mercado, tu empresa aprovechará al máximo las oportunidades y seguirá siendo competitiva. No pierdas de vista a tus competidores, ya que al estar al tanto de lo que están haciendo, puedes predecir sus próximos movimientos y explotar cualquier debilidad en tu favor (nada personal, solo negocios).

2. Utiliza reportes de mercado confiables

Aunque puede que tengas el instinto de un lobo para los negocios, existe soporte disponible de una variedad de fuentes. Por ejemplo, es común encontrar centros de información comercial cuyo énfasis es la investigación, y que ofrecen acceso (sea gratuito o pago) a extensas investigaciones de mercado a través de bases de datos de otras compañías e informes de mercado mundiales.

3. Usa la investigación de campo

Nos referimos a, básicamente, preguntar. Los métodos son, en esencia, los mismos: encuestas, entrevistas y observación directa. Sin embargo, la diferencia (y el éxito de esta labor) se encuentra en la forma en que realices tu investigación. Hoy día las redes sociales han permitido apuntar a los nichos clave. Pero hay detalles a tener en cuenta: hacer las preguntas correctas, hablar con las personas adecuadas, y contactar a suficientes personas.

4. Interpreta la información

Seguramente te vas a encontrar con un montón de gráficos, tablas, e informes en un formato que no sea fácil de usar o entender para tu objetivo. Debes tener en cuenta que dichos datos pueden haberse recopilado para otros fines o pertenecer a un rango que no coincida con el mercado que buscas. De modo que tendrás que filtrar la información realmente necesaria para ti. Ten cuidado con la información de mercado desactualizada.

5. ¿Usar o no usar una agencia de investigación de mercado?

Tienes el tiempo, pero no las habilidades. O viceversa. En cualquier caso, te has dado cuenta que llevar a cabo una investigación por ti mismo no es viable, y tal vez se comprometa un poco el presupuesto disponible. ¿Será más provechoso usar una agencia de investigación de mercado? Lo mejor es que lo analices considerando qué será lo mejor para tu empresa a mediano y a largo plazo. En caso de que optes por esta opción, proporciónale a los expertos de la agencia un informe completo y claro. Incluye los objetivos comerciales del proyecto, lo que deseas descubrir y detalles sobre cómo utilizarás los resultados.

COMPARTIR