Publicidad Física + Publicidad Digital: la fórmula del éxito de una marca

Tras el bombardeo publicitario al que estamos expuestos día a día desde nuestros dispositivos, es muy fácil llegar a la conclusión de que la publicidad impresa ha pasado a mejor vida. Si bien nos parece que todo se rige hoy en día por los medios digitales, y que la publicidad en internet es la única que funciona a la hora de dar a conocer nuestros productos, las pruebas indican que los recursos publicitarios impresos siguen siendo esenciales en la búsqueda de visibilidad de una marca. La publicidad física sigue transformándose, adaptándose a nuevas maneras de crear sensaciones, necesidades, y emociones. Sino fuera así veríamos cada vez menos publicidad en lugares públicos o centros comerciales.

La experiencia de la publicidad desde el establecimiento físico, nos genera una experiencia emocional que la experiencia digital no nos ofrece. El recuerdo de un producto se mantiene por más tiempo en la mente de los usuarios al haber una experiencia de contacto. Existe hoy en día un alto porcentaje de personas que antes de comprar un producto desde la comodidad de su hogar, prefieren acercarse a él de manera física e ir a la tienda en busca de ese contacto que les dé ese impulso emocional para por fin hacerse al producto. Entonces, la tienda física sigue siendo un lugar determinante para el cliente y es en muchos casos el lugar donde se gesta la decisión final de obtener un determinado producto.

Es verdad que hoy en día no paseamos por las tiendas de la misma forma en la que lo hacían los consumidores de hace 20 años, antes el único proceso que se llevaba a cabo pasaba únicamente por descubrir el producto en la vitrina, entrar, conocerlo y comprarlo. Ahora tenemos un dispositivo a la mano que nos ofrecerá la posibilidad de comparar precios, de saber más sobre el producto, de analizar las opiniones de otros compradores, en fin, la de no quedarse con una sola primera impresión de un servicio.

Por otro lado, muchos otros clientes que ven un producto primero en digital, toman la decisión de ir hasta la tienda para verlo, tocarlo, probarlo, porque necesitan tener esa experiencia sensorial para tomar una decisión. Por eso es tan importante no descuidar la comunicación visual que se ofrece ahí. Muchos productos siguen exigiendo una estrategia publicitaria en el punto de venta.

Tanto la publicidad digital como la publicidad física cambian constantemente sus estilos de acuerdo a las necesidades de consumo de un producto. En la publicidad física cambian los estilos, los soportes, los diseños, los materiales, los mecanismos de visualización, las maneras de comunicar, etc. Por eso podemos decir que es en la combinación de estos dos medios donde está el éxito de una marca. Aprendamos de grandes marcas, que no desaprovechan ninguna de las dos para mostrarse al mundo, y que han sabido integrarlas en sus estrategias para seguir cosechando el éxito.

COMPARTIR