La iluminación: Su importancia en un punto de venta

Hay puntos de venta que tienen productos maravillosos, usan el color acertado, composiciones perfectas y con el diseño de iluminación, fallan en su efectividad. Por ejemplo, una vitrina sin una buena iluminación, es como si te compras el vestido más caro y más bonito de la tienda pero no lo acompañas de unos buenos accesorios: no combinara el conjunto entero.

Por eso queremos hablar de su importancia, qué tipo de iluminación necesitamos y su uso más adecuado. Cada escaparate es particular y se debe personalizar cada una de sus necesidades, ya que lo que sirve para una tienda de moda no sirve para un almacén de cadena donde encontraremos productos de consumo primario, tampoco es lo mismo una tienda de espacio abierto.

A todo foco

Antes de sugerirte los diferentes tipos de lámparas o focos que puedes instalar en tus tiendas, es importante que sepa que esta información es una guía, que cuando te decidas por hacer una instalación nueva o renovarla, lo mejor es que te pongas en contacto con nosotros para sugerirte la mejor opción para tus avisos o escaparates, ya que aparecen nuevos sistemas y nuevas opciones en el mercado cada vez más rápido.

Estas son opciones más utilizadas y mejor adaptadas actualmente:

FOCO EMPOTRABLE: Va encajado al techo directamente, es el que llamamos cenital y suele ofrecer una luz frontal superior, por encima del punto de vista del usuario. No se puede mover, genera sombras duras, por lo que no aumenta el detalle pero si la simetría del producto.

FOCO EMPOTRABLE DIRECCIONABLE: Es similar al anterior, pero da la posibilidad de moverlo y enfocar en varias direcciones.

FOCO DE CARRIL: Quizá es el más usado y el más recomendado, los hay de infinidad de materiales, tamaños y colores que se instalan en un carril electrificado, dando así la posibilidad de poner y quitar la cantidad de focos que quieras y necesites. Con este tipo de instalación podemos conseguir una iluminación frontal superior de 45º, tiene una gran similitud con la iluminación natural de la luz solar. Conseguirás destacar la forma y las diferentes texturas de los productos y genera sombras muy sutiles y agradables.

Pero estos focos no sólo se instalan en el techo o área superior, también podemos ponerlos en la parte inferior del escaparate, con lo que conseguiremos iluminar el producto desde abajo, generando una iluminación más artificial, y si se usa bien, puede ser muy original y añadir interés a la composición diseñada para la estrategia de venta.

Otra opción es instalar en los laterales del escaparate, normalmente se hace como apoyo a la instalación superior, es eficaz para destacar texturas. Lo que no es recomendable es ubicar luz, al fondo del mismo, de contraluz, iluminando nuestro producto desde atrás, en sentido contrario al punto de vista del usuario, es peligroso porque puede deslumbrar al usuario además de dejar el producto en sombra.

¿Qué tipo de iluminación es tu mejor opción?

A la hora de elegir el tipo de luz que más te conviene, depende en gran parte de tu tipo de escaparate, vitrina, aviso o stand, tipo de producto y condiciones externas, se suelen utilizar sobre todo 4 tipos:

INCANDESCENTES: Iluminación general y localizada. Tienen un encendido inmediato, pero su eficiencia luminosa es muy baja; realmente es por la elevada producción de calor, no es muy recomendable para aplicación directa sobre el producto ya podría estropearlo o provocar un accidente.

HALOGENAS: Iluminación blanca y brillante. Son duraderas y con mayor eficiencia; su consumo es mayor, sobre todo en la fase de encendido y apagado, una vez que están en uso, su consumo disminuye. Ofrece una luz perfecta para no distorsionar los colores del producto.

FLUORESCENTES: Hay gran variedad de fluorescentes, de variadas intensidades y se puede conseguir diferentes colores de luz, óptimo rendimiento cromático; pero su arranque es más lento, sus dimensiones son grandes por lo que el costo de inversión incrementa.

LED: El preferido del comercio. Su instalación es más cara que el resto, pero economizan en su consumo y durabilidad. Tiene una alta eficiencia cromática (cada vez aparecen más led específicos para carnicerías, pescaderías, tiendas de ropa…). No dan calor y son de dimensiones reducidas. Es la opción preferida de nuestros clientes.

A crear luces/sombras

Como lo dijimos al principio, la iluminación es un aspecto casi más importante que el color, la composición o el espacio y tenemos que tener en cuenta un último aspecto ¿como utilizar la iluminación para que sea efectiva?

LUZ DIRECTA: se concentra en un punto, su grado de concentración es del 80% y el de dispersión del 20%.

LUZ INDIRECTA: su grado de concentración es cero, se dispersa en su totalidad; se aprecian los colores y los objetos perfectamente sin producir sombras.

Este tipo de luces generan dos tipos de sombras:

TENUES/SUAVES: transmiten tranquilidad, son más suaves y acogedoras, naturales y ambientales.

FUERTES/DURAS: Causadas por la luz directa, tienen un efecto mucho más agresivos.

¿Ya tienes una idea de como iluminar tu escaparate? Permítenos asesorarte… ¡Contáctanos!

COMPARTIR