Cómo usar la música en tu punto de venta

Un tema que llama principalmente la atención es la música en los locales. En las tiendas de moda juvenil suelen poner música con ritmos altos, la razón no es otra que estimular la compra y la rotación de clientes o usuarios. Está demostrado mediante un estudio que la música lenta consigue que el cliente esté más tiempo dentro del establecimiento, lo cual no suele importar para ciertos puntos de venta y sobretodo a ciertas horas del día. Por ese motivo una estrategia para provocar la compra sería tener el ritmo de la música un poco más lento en las horas de menor aglomeración para esos clientes que necesiten pensar mejor sus compras y utilizar una más rápida en las horas puntas para incrementar la rotación.

También, la música rápida nos hace ser más impulsivos y no tan racionales en el suceso de la compra, nos nubla el pensamiento y ejerce de motivador, aumenta las prisas por la compra, compramos antes, nos vamos antes y antes dejamos sitio para nuevos clientes. Al final, la música sirve de reforzador de nuestra conducta de compra. Si vendes moda para jóvenes, has de estar a la "últimas tendencias" de música juvenil. Sin embargo, si el producto que vendes es más exclusivo, la música clásica seguramente sea mejor elección.

Además, la música te puede ayudar a retener empleados. Los estudios demuestran que la música mejora el desempeño en el lugar de trabajo al reducir el estrés y la depresión de los empleados, disminuyendo la rotación del personal y ahorrándole altos costos a las compañías, dice Joe Lamond, CEO de la Asociación Nacional de los Comerciantes de Música, en Estados Unidos.

Aquí te damos 5 tips para ayudarte a elegir el tipo de música correcto para tus clientes y empleados:

Mantén la melodía en segundo plano

Considera a la música como un potenciador del ambiente, no en el punto focal del humor que intentas crear en tus compradores. (Los clientes no deben prestar atención a la música),dice Kurt Mortensen, un experto en psicología motivacional.

Busca un balance en el volumen

Mantén la música en tu negocio en el volumen adecuado, evita perder clientes porque está demasiado fuerte. Por ejemplo, algunas tiendas dirigidas a los adolescentes suben el volumen para atraer su atención, sin embargo la mayoría debe moderarse, en especial si el público es mayor de 25 años.

No te pongas muy animado

El ritmo importa tanto como el volumen. Cuanto más rápida es la melodía en una tienda, más gente se estresa, por ejemplo, de cuánto tiempo va a pasar en la fila. La música más lenta te ayudará a mantener calmada a la clientela y con ganas de pasar más tiempo en tu tienda.

Piensa en tu música de espera

Cuando pones a tus clientes en espera durante una llamada telefónica, lo último que quieres es que esperen en silencio o forzarlos a escuchar música desagradable.

Haz que la música motive

Si tu meta es motivar y energizar a tus empleados, puede que obtengas mejores resultados si personalizas la música y la utilizas para reconocer los logros de tu personal.

COMPARTIR